El RDL 19/2018 obliga a las empresas a usar la autentificación reforzada

Si nos mencionan el término PSD2, ¿sabemos de qué nos están hablando? Aún muchos dudaremos de si será el nuevo modelo de videoconsola que les compraremos a nuestros hijos en los próximos Reyes Magos. Pues ¡no! PSD2 son las siglas de Payment Service Providers.

El 14 de septiembre entra en vigor el Real Decreto Ley 19/2018, que obliga a las empresas a usar la autentificación reforzada e incrementa el nivel de protección de los clientes frente a sus pagos. Te contamos las principales novedades que introduce.

El Gobierno aprobó este Real Decreto Ley con carácter urgente para cumplir con sus obligaciones europeas y transponer así la directiva UE 2015/2366 en materia de servicios de pago, la denominada «PSD2». Y evitar posibles sanciones por el retraso en su implantación.

El objetivo de esta nueva normativa es ir un paso más hacia la unificación de las condiciones para los pagos dentro de los estados miembros.

El texto de la PSD2 trae novedades importantes para las empresas y refuerza los derechos de los usuarios que ya introdujo la denominada zona SEPA.

Os resumimos los cambios más importantes para clientes y empresas:

-Se prohíbe que un comercio realice un recargo al cliente por pagar de forma electrónica.

  • -Limita la responsabilidad de los clientes, que hayan sido víctimas de operaciones fraudulentas, a 50 € y además establece que la reclamación, que éste plantee en su entidad, se resuelva en un plazo máximo de 15 días.
  • -Se introduce la «autentificación reforzada» del cliente para realizar pagos o acceder a su cuenta. Esto implica que, para cualquier tipo de pago, tu empresa deberá utilizar un sistema de doble autentificación. Por ejemplo, deberán introducir una contraseña y además, un código de SMS. Este tipo de autentificación ya ha sido implementado por numerosos bancos, por ejemplo.
  • -Crea el llamado «Open Banking», por el que se obliga a los bancos a que concedan acceso a terceros a las cuentas de sus clientes. Estos terceros serán prestadores de servicios como aquellos para pagar sin tarjeta y Apps para ver tu información financiera.
  • -Establece el régimen sancionador (Título IV) aplicable a los proveedores de servicios de pago, que se integra dentro de la Ley 10/2014, de 26 de Junio.
  • Con este marco normativo se refuerza la autenticación en dos pasos o autenticación reforzada del cliente; de forma que las tarjetas de coordenadas desaparecen, así como toda tarjeta física bancaria. Esta fórmula entró en vigor para la banca online el día 14 de septiembre; obteniendo una moratoria, por parte del Banco de España, para los pagos electrónicos. El control no sólo será mayor sobre los proveedores, sino también sobre las entidades bancarias. Con ello, también se pretende reducir los costes para ambas partes y se logrará que las compras y transacciones sean más rápidas.

    Esta normativa comunitaria es traspuesta parcialmente a través del Real Decreto-ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios de pago y otras medidas urgentes en materia financiera, en cuya Exposición de Motivos establece que la "seguridad y la homogeneidad en los procesos de pago son piezas clave en la mejora de la eficiencia y la reducción de los costes de dichos procesos, tanto a nivel nacional como en aquellos pagos realizados entre Estados miembros". Medida que traerá consigo algunas dificultades, pero grandes beneficios.

    En definitiva, la actualidad no sólo lleva a las entidades bancarias a la necesidad de mejorar sus resultados, enfrentándose a un nuevo marco regulador y a bajos tipos de interés, sino también a avanzar en un nuevo proceso de innovación y digitalización. De forma que, los consumidores, los comerciantes y los bancos se verán beneficiados con una mayor seguridad en los pagos electrónicos. Y los nuevos competidores se convertirán en entidades reguladas y sometidos a la supervisión del Banco de España.