Modelo 347: Qué es y quién está obligado a presentarlo

Del 1 de enero al 28 de febrero es el plazo marcado por la Agencia Tributaria para presentar uno de los modelos anuales que más dudas generan: el modelo 347. Se trata del documento por el que se informa a Hacienda de las operaciones con terceros que ha realizado el contribuyente. Resolvemos todas tus dudas acerca del mismo.

Como cada año en estas fechas, los autónomos y Pymes repasan todas las fechas clave del calendario fiscal. Presentar las declaraciones trimestrales, anuales y otros documentos propios del colectivo es una tarea a la que ya están habituados. Sin embargo, todos los años suele producirse alguna novedad, por lo que estar actualizado es clave.

Últimamente ha habido incertidumbre -y polémica- por el plazo de presentación de la declaración anual de operaciones con terceras personas correspondiente al ejercicio 2018, o lo que es lo mismo, el modelo 347. La razón, que enero es de por sí uno de los meses con mayor carga de presentaciones para profesionales, empresas y asesorías.

Las autoridades anunciaron un adelanto, con lo que el límite pasaba a ser enero en vez de febrero, fecha que señalaba la Agencia Tributaria. No obstante, la Federación Española de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales ha aununciado recientemente que, finalmente, el plazo se mantiene en febrero. Al menos en este ejercicio.

Es decir, si eres autónomo o tienes una Pyme tendrás que presentar este documento antes del 28 de febrero. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber.

Qué es el modelo 347 y quién debe presentarlo

El modelo 347 es la declaración anual de operaciones con terceras personas. Es puramente informativo, de forma que no implica la devolución del pago. El fin de presentar este documento es declarar cualquier tipo de operación que hayas realizado con proveedores o clientes. Tendrás que presentarlo siempre que dichas operaciones superen los 3.005,06 euros en total, independientemente del importe de cada factura. Estarán exentos de presentarlo: 

  • Las personas físicas o jurídicas que realicen actividad comercial en España y carezcan de sede, establecimiento permanente o domicilio fiscal en el país. También están exentas las entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero que no tengan presencia en territorio nacional.
  • Los autónomos, profesionales y Pymes cuyos clientes sean intracomunitarios.
  • Las personas o compañías que en el IRPF tributen por módulos y mediante alguno de estos regímenes en el IVA: simplificado, de agricultura, ganadería y pesca o por recargo de equivalencia. Se exceptúan las operaciones excluidas de la aplicación de estos regímenes u operaciones por las que emitan factura.
  • Los autónomos y profesionales que deban informar sobre las operaciones incluidas en los libros registro de IVA o IGIC, incluidas en el modelo 340.
  • Quienes no hayan efectuado operaciones que superen los 3005,06 euros durante el año.