Cómo declarar los premios de la Lotería de Navidad

Como ya sabes “Hacienda somos todos”  y esta vez no será una excepción, por tanto si resultas agraciado te tocará ingresar en las arcas del Estado.

Para calcular la cantidad a ingresar tienes que estar atento a dos claves:
1.Tener en cuenta el mínimo exento: Las cantidades por debajo de 2.500€ no necesitan pagar ningún tipo de impuesto. De esta forma lo que se conoce como “la pedrea”, es decir, premios inferiores a los cinco primeros, no tendrán que tributar, y serán cobrados de forma íntegra.
2.Aplicar el porcentaje que se queda Hacienda. En premios por encima de los 2.500€, será del 20%.


¿Cómo declaro los premios del sorteo?


Lo que tienes que hacer antes de empezar las celebraciones es ir a cobrar el número.  La Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado hará la retención de la cantidad que le corresponde a Hacienda (mediante la cumplimentación del modelo 230).


La entidad pagadora, el banco, te solicitará tu identificación, ya que puede ser que hayas comprado el décimo como persona física o en nombre de tu empresa, por ejemplo, como persona jurídica. Este dato es muy importante porque la forma de tributar será diferente.


En el caso de que lo cobre una sociedad deberás de declararlo en el Impuesto de sociedades.
Cuando el premiado es una persona física, una vez realizada la liquidación del impuesto por parte de la entidad pagadora, obtendrá la cantidad total. Tan solo deberá dejar constancia en la declaración de la Renta a efectos de gravar los rendimientos que le genere, como los intereses bancarios.


¿Y si el décimo es compartido?


Los compañeros de la oficina hemos comprado un billete de la lotería de Navidad y lo llevamos a medias. ¿Te suena verdad? Si quieres evitar discusiones con tus compañeros, lo más recomendable es dejar constancia de que el billete lo habéis compartido entre varias personas y nombrar a un responsable.


Para que quede claro que el billete de lotería es compartido, te dejamos como sugerencia que lo imprimas y recojas el nombre y apellidos de cada uno de los participantes y su firma.


El motivo de la recogida de estos datos no es la desconfianza, sino los impuestos. Es decir, si no queda constancia de que el boleto es compartido, Hacienda practicará la retención del 20%. Además, a la hora de repartirlo, se considerarán como pequeñas donaciones.


Por lo tanto, a efectos tributarios tendrás la retención de Hacienda por el premio y también tendrás que pagar el Impuesto de sucesiones y donaciones.


Porque no hay mejor premio que la tranquilidad de saber que tu negocio está en buenas manos. ¡Mucha suerte!